Valsaín – Fuenfría – Valsaín

Qué decir sobre esta ruta, maravillosa, guapísima, encantadora, en un lugar mágico, los pinares de Valsaín, uno de los parajes más bonitos del sistema central. Nunca me cansaré de hacer rutas en este entorno, ni de pasear, ni de bajar el puerto de Navacerrada hacia la meseta norte, ni de bañarme en sus pozas, vamos, de nada.

Al grano, la foto de la jornada. El caso es que el día de hoy nos hubiera podido dejar muchas, muchas fotos de la jornada, pero la niebla no lo permitió, o sí…

Foto de la jornada - Valsaín

Foto de la jornada - Valsaín

Y abajo el track de la ruta, perfil y demás datos que nos mola tanto poner 🙂

Mapa de la ruta

Mapa de la ruta

Perfil de la ruta

Perfil de la ruta

Números de la ruta

Números de la ruta

Números de la ruta

Números de la ruta

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1279036

Rubén vino desde Guadalajara, Javi vino desde Fuenlabrada, Roberto desde Otero de Herreros (Segovia) y yo desde Valladolid. Nos juntamos unos campeones que no nos amedrentamos por el malísimo tiempo… otra vez, y ya van dos salidas seguidas que acabamos calados hasta los huesos, pero contentos.

A las 9:30 estábamos saliendo, fueron 2 horas 22 minutos de marcha y 3 horas de ruta. A las 12:30 estábamos de vuelta y tomándonos un vinito reconfortante en Valsaín.

Esta vez tuvimos la suerte de contar con la presencia de Roberto, mi querido amigo, que trabaja por los alrededores y se los conoce fenomenal. Nos explicó por donde pasábamos, como se llamaban los lugares, montañas, fuentes, ríos y también nos puso en cotexto histórico, pues la zona ha sido durante siglos una zona de reyes y todo este territorio está influenciado por esta causa.

Nos esperaba una subida de 13 km y una bajada de otros tantos. La subida se hizo bastante  amena y a mi parecer menos dura de lo que esperaba.

Comenzamos a subir por la carretera de Robledo,  el día no era muy amigable pero nos dejaba escenas otoñales muy agradables. Seguía lloviendo claro…

Primeras rampas

Primeras rampas

Los bosques de pinos comenzaban a aparecer y llegábamos a una parte del camino donde dejábamos la pista por donde trascurríamos y cogíamos la calzada romana que nos llevaría hasta la Fuenfría.

La Calzada coincide con la pista forestal que nos conduce hasta la Fuente de la Reina, al pie del Montón de Trigo, modesta en cuanto al caudal, pero que no resta su importancia histórica. Esta fuente ha saciado a numerosos viajeros de la antigüedad. Confluyen aquí La Calzada romana, la Carretera de la República y la pista de la Fuente de la Reina, que desciende hasta el inicio de las 7 revueltas de la carretera al Puerto de Navacerrada.

A lo largo de este camino se pueden encontrar varias fuentes, la fuente de “San Pedro”, la fuente de “la Reina” y la fuente de “los Pájaros”, seguro que alguna más se me olvida. Algunas de estas fuentes, que ahora mismo no sé exactamente cuales, cogen su agua de los tres arroyos que bajan de Peñalara, Siete Picos y Montón de Trigo, y forman el río Eresma, afluente del río Adaja y este a su vez del río Duero.

Fuente de la Reina

Fuente de la Reina

Calzada Romana

Calzada Romana, Rubén y Javi

Esta calzada romana era la úníca vía de comunicación entre Madrid y Segovia en aquellos tiempos. Roberto nos contó que aquel paso resultaba ser muy muy frío pues los vientos son fuertes, por esta razón se construyó posteriormente otro paso, el de Navacerrada.

La red de calzadas fue un importante pilar de cohesión del Imperio Romano, facilitando los desplazamientos y avance de las tropas entre las provincias, permitiendo la ocupación, el control administrativo y económico del territorio y romanizando los territorios conquistados. La calzada romana que pasa por el Puerto de la Fuenfría, fue construida en el siglo I a. C. para comunicar Segovia con las poblaciones del Sur de la Sierra de Guadarrama. Forma parte de La Vía no XXIV del ITINERARIO DE ANTONINO que unía las ciudades de Mérida y Caesar Augusta (Zaragoza). Muy utilizada hasta la construcción de los nuevos puertos de Navacerrada y Guadarrama en el siglo XVII. Fue paso obligado de los cortejos reales hacia los palacios de Valsaín, La Granja y Riofrío, lo que motivó obras de mantenimiento.

La calzada romana parte de Baterías, al sur de la ciudad de Segovia, siguiendo la cañada del Cordel de santillana atraviesa el piedemonte de la Sierra (pasando por el canal subterráneo del Acueducto de Segovia). Remonta la Sierra por el camino más favorable posible hasta el Puerto de La Fuenfría (1.796m) y desciende por la vertiente Sur hasta el pueblo madrileño de Cercedilla.

Pasamos también por la Casa Eraso o el Convento de Casarás, este último nombre inventado con el trascurso de los años pues nunca hubo un convento allí. La Casa Eraso (llámemosla por su verdadero nombre) alojaba a los reyes y su corte cuando andaban merodeando por aquellas alturas o estaban en tránsido de Cercedilla a Segovia, o donde fuera. Roberto nos contó que esta casa fué construida por Felipe II en 1552 siguiendo el consejo de Eraso (no me acuerdo que función tenía este hombre en el reino, consejero o algo así), que le dijo al rey que se hicera una chozita allí pues era un sitio especial. Fué habitada durante más de dos siglos por reyes, principes y princesas. Finalmente fué abandonada cuando se construyó la carretera del puerto de Navacerrada.

Casa Eraso o Venta de Casarás,

La Casa Eraso

La Casa Eraso

La Casa Eraso antaño

Para los que quieran saber más de este lugar, pinchar aquí

Seguimos subiendo y empieza a haber nieve, ¡la primera nevada de la temporada!, adoro la nieve y me encanta poder disfrutar de la primera nevada, esto me recuerda que dentro de poco estaré disfrutando del ski 🙂

Calzada Romana con nieve

Calzada Romana con nieve

Rober y Javi

Rober y Javi

Puerto de la Fuenfría

Puerto de la Fuenfría

Y por fin llegamos al Puerto de la Fuenfría (1.796m) Paso entre el Cerro Minguete y el Montón de Trigo al O, y el Cerro Ventoso y Siete Picos al E:. La Calzada desciende vertiginosamente a Cercedilla, el Camino schmidt (con la fuente que da nombre al paso a 200m) nos conduce II Puerto de Navacerrada; la Senda del Infante se dirige al Puerto de Guadarrama. Todos ellos caminos de nuevas excursiones.

En la cima nos abrigamos un poco más, si cabe, y empezamos un descenso precioso que nos llevaría justo de vuelta a Valsaín. Las primeas rampas trascurren por la senda del Gallo, después se toma un camino tremendamente inclinado hacia abajo que se usa, o usaba, para desprender troncos hasta un claro que hay en el bosque. Seguiríamos un poquito por pista asfaltada para por fín, y más o menos estando a la altura del puente de la Cantina, girar hacia la izquierda e ir a dar al precioso camino de Pesquerias, un camino hecho para que los reyes de la época pudieran pescar agusto desde su orilla, el camino tiene plataformas de piedra a lo largo de varios kilómetros y diversas pozas para la pesca de la trucha. Las truchas eran soltadas desde una ubicación algo más arriba para que bajaran y los reyes puedieran practicar este deporte, ¡qué geta!

Aconsejo hacer este camino ya sea en bici, andando o haciendo el pino, es una maravilla. Sin duda andando es la mejor manera pues se disfruta mejor el entorno.

Y llegamos a Valsaín.

Es una pena que la camara no funcionase al final de la ruta, hubiera podido poner fotos preciosas tanto del camino de pesquerías como del descenso, aunque alomejor es hasta mejor y así dedico otro artículo a estos.

Rubén tuvo mucho, mucho frío, para otra vez llévate una chupita 🙂

Nacho

Nota: los textos en gris están copiados de El Real Sitio de la Granja de San Ildefonso
Si os ha gustado este artículo, os aconsejo que echeis un vistazo a: Montes de Valsaín de la Wikipedia, aperdereis un montón de cosas del lugar.

Publicado en nacho, valsain | Etiquetado , , , , , , , , , | 10 comentarios

El Escorial – Monte Abantos (primer intento)

Se nota que ya estamos en pleno otoño y que el invierno asoma las orejas. Llovía bastante esa mañana y las predicciones fueron malas, malas, pero aún así y por ese espíritu que nos caracteriza, ¿verdad Roberto?, tampoco lo pensamos mucho y quedamos en El Escorial a las 9 de la mañana para hacer una ruta larguita que Javi (que no vino pues estaba con catarro) había encontrado en los internetes.

La ruta planeada era la siguiente:

Mapa de la ruta

Mapa de la ruta

Perfil de la ruta

Perfil de la ruta

Datos de la ruta

Datos de la ruta

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1199598

Pero acabamos haciendo otra pues la lluvía, el granizo y el viento nos obligó a volver con el rabo entre las piernas y los dedos congelados a mitad de ruta.

Hicimos solamente la primera subida al monte Abantos, aunque no subimos por la zetas sino que subimos por pista hasta el Malagón y luego a Abantos. Después el descenso por las zetas. Alguien que nos encontramos por el camino nos dijo “NOOOO, no se pueden subir las zetas en bici, es imposible!”, (porque era nuestra intención incial), y no las subimos, aunque Sergio me había dicho que se subian tranquilamente. Y en efecto, cuando las bajamos nos dimos cuenta de que se subían tranquilamente…en fín, que se suben tranquilamente, ¡que no cunda el pánico!

Bueno, antes de nada más, la foto de la jornada, Roberto, Iván y Javi, y la cruz.

Cima del monte Abantos

Cima del monte Abantos

El otoño en aquella zona no tiene desperdicio, y aunque llovió todo el rato que estuvimos montando prácticamente, las estampas que podíamos ver eran preciosas.

Subiendo a Abantos

Subiendo a Abantos

Aunque el día era lluvioso, nos encontramos con muchos bikers.

Grupo de gente preparado para bajar las Zetas

Grupo de gente preparado para bajar las Zetas

En lugar de bajar por las Zetas, decidimos seguir subiendo pues nos estaba sabiendo la subida que habíamos hecho hasta el momento. Aunque luego nos arrepentiríamos…

En la cima del Malagón, nos encontramos con un par de bikers, Javi e Iván, que habían aparcado el coche junto a los nuestros en la rotonda de la Cruz Roja. Decidimos seguirlos y acabar de subir a Abantos, yo nunca había subido. En la cima intercabiamos teléfonos para quedar en un futuro y salir juntos a montar. Y a los dos días, salimos con Javi por Valsaín 🙂

Cima del Malagón

Cima del Malagón

Rober

Rober

Ahí vemos a Rober subiendo las últimas rampas antes de llegar a Abantos. Él no quería subir porque pensaba que era muy duro, y no le apetecía mucho, pero y o insistí y al final lo subimos al “tran tran” y llegamos a la cima tranquilamente.

En la cima no se veía absolutamente nada, hacía mucho frío y solamente queríamos bajar. Estábamos mojados, los guantes chorreaban, hacía un viento que cortaba y medio granizaba. Ya en las primeras rampas, a los 50 metros, los dedos de las manos empezaban a no sentirse… a los 300 metros no sentíamos los dedos para nada… era una sensación rara, no teníamos tacto en los dedos, sabíamos que frenábamos porque la bici iba más despacio, bufff que chungo!, Rober me dijo que nunca había sentido tanto frío en los dedos, y eso que el es guía de montaña y se pega unos pateos guapos… en fin, cuando llegamos a zona boscosa, la sensación de “no tengo dedos” disminuyó y en breve ya teníamos tacto y pudimos disfrutar de un descenso muy chulo hasta El Escorial, pasando por las Zetas, que personalmente no me gustaron mucho para baja, son un poco aburridas.

Hicimos colegas, Javi e Ivan. Seguro que saldremos juntos en breve. :-), no os perdais el siguiente artículo.

En fín, que teemos que repetir esta ruta con mejor meteorología para poder hacerla entera y disfrutar más de los paisajes.

Nacho

Publicado en abantos, escorial, nacho | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Video de Riaza – La Quesera – La Pinilla Bike Park – Riaza

Video de la jornada Riaza – La Quesera – La Pinilla Bike Park – Riaza del 13 Agosto 2010

Aunque si lo quereis ver más grande, ir a la propia web donde está el video alojado, http://vimeo.com/13502377

Nacho

Publicado en nacho, riaza | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios